PREGUNAS FRECUENTES (FAQ)

Las OCE ¿son seguras?

Sí. Son seguras y apenas tienen efectos secundarios. Se trata de un tratamiento no invasivo y puede realizarse en personas de todas las edades. Sin embargo, es importante que se realice bajo supervisión médica y con el equipamiento adecuado.

¿Cuántas sesiones son necesarias para un tratamiento con OCE?

El número de sesiones depende del tipo de dolencia, su gravedad y la respuesta individual del paciente al tratamiento. En general, se recomiendan entre 3 y 5 sesiones, pero puede ser necesario un mayor número de sesiones en algunos casos. El médico es el encargado de determinar el número de sesiones necesarias para cada paciente.

Las OCE ¿tienen efectos secundarios?

El tratamiento es seguro y no produce efectos secundarios graves. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar leves efectos adversos como cierta incomodidad o sensibilidad en la zona tratada, así como enrojecimiento o hinchazón temporal. En raras ocasiones, puede haber un riesgo de hemorragia, sobre todo si el paciente toma anticoagulantes. Por ello, es importante que el tratamiento se realice bajo supervisión médica y se informe al médico de cualquier efecto secundario o complicación.

¿Existe evidencia científica en tratamientos con OCE?

El tratamiento con Ondas de Choque tiene una amplia evidencia científica y miles de trabajos publicados, aunque variará de una patología a otra. Algunas de las entidades en las que suele funcionar este tratamiento son la fascitis plantar o las calcificaciones en el hombro.

¿Cuánto tiempo se debe esperar entre cada ciclo de tratamiento de OCE?

Se debe esperar mínimo un año entre cada ciclo y solo se repetirá en caso de que haya sido positivo para el paciente con una mejoría clínica importante sostenida en el tiempo.

¿Dónde puedo recibir este tratamiento?

Las ondas de choque focales se consideran un tratamiento médico y deben ser pautadas y realizadas en centros médicos acreditados por la Consellería de Sanidade. En caso de las ondas de choque radiales, pueden ser dadas en otros centros sanitarios no médicos donde dispongan de la tecnología y de la formación adecuada.